Cerramientos

Paneles de hormigón arquitectónico: son elementos lámina de hormigón armado con acero, de dimensiones, espesores (a partir de 8 cm) y pesos variables, pudiendo ser portantes o autoportantes, ser homogéneos de hormigón armado, multicapa (con incorporación de aislamiento térmico), incluso alveolados o muros dobles.

Paneles GRC: El “Glass Fibre Reinforced Concrete”, es un material compuesto cuya matriz es un microhormigón armado con fibra de vidrio dispersa en toda su masa (en torno a un 3-5% de la masa total). El empleo de las fibras permite la eliminación de las armaduras de acero lo que a efectos de durabilidad exime de la necesidad de recubrimientos (no hay fenómeno de corrosión) y con ello reducir el espesor al mínimo posible. De esta forma, el compuesto resultante es un panel de 10-15 mm de espesor aprox. y se caracteriza por su extremada ligereza (entre 30 y 80 kg/m2).

Bloques y ladrillos de hormigón: son piezas de fábrica de albañilería que permiten el desarrollo de una arquitectura más sostenible acorde con las nuevas necesidades energéticas, proporcionan aislamiento higrotérmico y acústico y protección frente al fuego.

Paneles de uso industrial: Se refiere a los distintos tipos de prefabricados de hormigón destinados a servir de cerramiento de edificios industriales. Ejemplos de elementos prefabricados para este tipo de fachadas son los paneles macizos de hormigón (sin acabados exteriores posteriores), sandwich (con el aislamiento térmico incorporado), losas alveolares, etc.

Muros de sótano: son elementos constructivos cuya principal misión es servir de contención, generalmente de un terreno natural o de un relleno artificial. Estos muros suelen estar compuestos por paneles macizos prefabricados o por los denominados muros dobles.

Consulta a ANDECE


Acepto la Politica de privacidad

Consulta las Publicaciones ANDECE
para más información